Tryouts en Bogotá: Así fue la sexta jornada de pruebas para la Selección Colombia

Publicado:

La sexta parada de la gira nacional de los tryouts, organizados por el Head Coach Renzo Devia y parte del cuerpo técnico de la Selección Colombia de Fútbol Americano, llegó a Bogotá el pasado 28 de octubre.

Búhos fue el primer equipo bogotano en realizar las pruebas. Desde tempranas horas de la mañana, los dieciocho jugadores se reunieron en el campus de la Universidad Nacional para demostrarle al entrenador todas sus capacidades.

En principio, las pruebas iniciaron con los dieciocho jugadores de Búhos, pero el número de jugadores fue aumentando con el paso de los minutos. Dos jugadores de Pumas y cinco de Storm se unieron al entrenamiento a lo largo de la jornada.

El Coach Devia llegó a la cancha y los jugadores comenzaron a calentar. Mientras los asistentes organizaban los conos en el terreno, los deportistas dejaban ver muestras de felicidad, aunque también de incertidumbre, pues era una oportunidad única.

Durante algunos minutos, el Coach se reunió con los demás entrenadores, explicándoles cómo sería el desarrollo de las pruebas. Además, con las altas probabilidades de lluvia, se tomó la decisión de separar los grupos, en dado caso que el clima no ayudara a lo largo de la jornada.

Culminado el calentamiento, el entrenador llamó a todos los deportistas y les agradeció por su compromiso. Les explicó las pruebas que se realizarían durante la mañana y los dividió en dos grupos. Los wide receivers (alas abiertas), tight ends (alas cerradas), corners (esquineros) y quaterbacks (mariscales de campo) iniciaron los ejercicios a campo abierto, mientras que los linieros y demás jugadores presentaron el 40 yard dash y el 3 cone drill, pruebas a cargo de Luis Herazo –Head Coach de Búhos) – y Richie Sanabria.

La velocidad de los jugadores no fue la esperada, aunque los promedios fueron mejorando a medida que el entrenamiento avanzaba.

Finalizadas las pruebas de velocidad, comenzaron los ejercicios de agilidad, en las que los resultados fueron mejores.

Mientras algunos jugadores terminaban sus turnos, el Coach Devia ya estaba organizando algunos drills y movimientos, junto al quarterback y otros jugadores.

Los jugadores ofensivos tuvieron bastante trabajo. El quarterback de Búhos, junto con los receptores, esquineros, alas abiertas y cerradas, se enfrentaron a jugadas “uno contra uno”, ejercicios de cobertura en zona, movimientos y ángulos de safety. De igual forma, se trabajó en la lectura de las jugadas, en recorridos de patrones, en jugadas de presión y se midió el conocimiento de los deportistas sobre la actividad que desempeñan.

El entrenador ordenó que rotaran las posiciones, con el fin de determinar cuáles jugadores destacaban más en sus roles. En algunas situaciones les exigía más, pues quería que cada uno se esforzara al máximo y mostrara todo su potencial.

Una vez los jugadores ofensivos finalizaron las pruebas con el entrenador Devia, pasaron a realizar sus pruebas de 40 yard dash y 3 cone drill. Cualquier persona que haya asistido pudo darse cuenta que el cansancio no importó. Es más, las gotas de sudor impulsaron a los jugadores a correr lo más rápido que pudieran.

Mientras los entrenadores Herazo y Sanabria medían los tiempos de los jugadores, el Coach Renzo se reunió con los linieros ofensivos y defensivos para medir su fuerza. Ambas líneas se enfrenaron a pruebas de “uno contra uno”, bloqueos de pase, bloqueos abajo, movimientos de técnica y reacción de jugadas bajo presión.

Una vez finalizaron las pruebas, el entrenador se quedó con varios jugadores para realizar el snap, intentando determinar distintas formaciones con los linieros.

Concluidas las pruebas con los jugadores de Búhos, llegó el turno de los cinco de Storm. Ellos ya habían realizado las pruebas de velocidad y agilidad, por lo cual continuó midiendo los movimientos de safety de los receptores y del ala cerrada del equipo. Los deportistas del equipo de Cajicá entrenaron durante media hora, aproximadamente, ante la atenta mirada de Devia.

La jornada de los tryouts finalizó con varias entrevistas a los jugadores más destacados. El entrenador les dio algunos consejos, además de recordarles que no dejaran de seguir entrenando, pues este es el camino a seguir.

Devia felicitó a los muchachos de Storm por su esfuerzo, viniendo desde otro municipio hasta Bogotá, sólo para realizar las pruebas. Les deseó muchos éxitos en proyectos futuros y volvió a recordarles la importancia de seguir practicando el fútbol americano.

Todos los jugadores (Búhos, Storm y Pumas) se quedaron durante las dos horas, tratando de demostrar sus mejores condiciones para competir por un puesto en el equipo nacional.

La jornada finalizó con la charla del entrenador a los jugadores. Los animó y les agradeció por todo el esfuerzo y la entrega brindada. Por último, todos se reunieron en un círculo y exclamaron el tradicional grito de la Selección: ¡“Amarillo, azul y rojo… Colombia”!

Jugadores mareados y agotados, pero felices. Las sonrisas en sus rostros demostraron que este era un sueño por cumplir.

Colombia tiene mucho talento. El cuerpo técnico de la Selección tendrá una tarea difícil tratando de escoger a los mejores cuarenta jugadores de fútbol americano del país.